¿Para qué una Bici de carga?

Todos nuestros clientes, tras utilizar la bici de carga, piensan lo mismo: “la bicicleta de carga me ha solucionado la vida”.

Es uno de esos vehículos que hasta que no lo pruebas no te haces a la idea de lo útil que puede ser para tu vida diaria. Una vez que compras y usas una bici de carga ya no necesitas invertir más dinero en transporte, pues te sirve para trayectos que harías en coche ¡pero no hay que echarle combustible!. Además, necesita menos espacio que un coche para su aparcamiento y es fácil dejarla en la calle.

Para cortos y largos recorridos es perfecta ya que también existen los modelos eléctricos (con pedaleo asistido). Puedes viajar tú, puedes llevar a tus hijos a cualquier parte (a uno, a dos, a tres…); no contamina, haces ejercicio y además a los niños y niñas les encanta. Solo hay que ver su sonrisa cuando montan en una bici de carga. Una vez que comienzas a utilizar una bicicleta de carga para tu transporte diario en ciudad, comienzas a ahorrar dinero, a pedalear con una sonrisa, a vivir más y a disfrutar más de la vida haciéndola más cómoda y divertida. Es mejor opción que enfadarse por atascos y la falta de aparcamiento que sufrirías en coche.

Así que, no sólo porque creemos en un transporte sin humos en ciudad y creemos en los productos que vendemos, te invitamos a probar nuestras bicis en carga en nuestra tienda física.

Si estás interesado en probar una de nuestras bicis ponte en contacto con nosotros: 669 87 85 98 o en www.santacleta.com (955 29 42 84)